Exposición en la Casa Torre

Hay manos y manos.

Hay manos que crean, que destruyen, hay manos que regalan, manos que quieren, hay muchas otras cosas que hacer.

Esta es la mano generosa, la que todo lo puede, la mano sufrida, y vivida, llena de generosidad y ecos. Fuertes manos, que siempre dan, nada piden, solo dan.

mano-expo-almas

De esta manera, a base de golpes de inspiración y mucho trabajo, surgieron los casi treinta cuadros que conformaron la exposición “Almas” en las paredes de la Casa Torre de Santurtzi.

Con mis cuadros no busco hacer retratos sino contar historias, trasladar momentos y sensaciones. “Almas” es un intento de conocer a mis protagonistas, de transmitir su interior.

En una de las paredes de la exposición, reposaba una obra con una mano como protagonista, una mano con muchos años y mucha experiencia, la mano de mi abuela.

No podía faltar en esta exposición porque su figura siempre ha estado ahí, y simbolizarla con una mano expresa el apoyo siempre sentido, su guía y su consejo.


 

Lucha por ti, por mi, por los niños, por el futuro, por la esperanza, lucha por ser mujer y por mujer, lucha por la vida y la lucha por vivir dignamente, lucha por el amor, por tus mayores, por la vida y por vivir.
No puedes rendirte LUCHA, LUCHA, LUCHA

lucha-de-jenny-cano

Ser padre o madre, sin duda, cambia la vida de cualquier persona pero, en mi caso, dicho cambio se ha reflejado hasta en la forma de expresarme, de hacer arte.

Con 34 años, y después de tener a mi segundo hijo, lejos de abandonar decidí dar un giro radical a mi carrera. Me zambullí en la técnica del pastel porque necesitaba seguir dando rienda suelta a la creatividad, pero la  pintura tenía que secar rápido. Ya os imagináis lo que puede ser pintar con dos chiquillos correteando por todos lados.

Y desde entonces no he podido parar. “Almas” es una confirmación de mi yo como artista, una manera de adecuarme a las nuevas circunstancias y una forma de expresión que cada vez me absorbe más y más, por su versatilidad y complacencia.